Los niños emanan energía. Se pasan todo el día en continua actividad, ya sea colgándose de cualquier sitio o saltando y escalando árboles o muros. Una manera amena de canalizar esa vitalidad puede ser realizando escalada, ya que con esta práctica deportiva los niños combinan diversión y actividad física a partes iguales.

La escalada les aporta numerosos beneficios a diferentes niveles: tanto en el aspecto corporal, mejorando habilidades físicas, como en el social, favoreciendo que los niños se relacionen con su entorno tanto social como natural, y psicológico aportándoles numerosas ventajas en el desarrollo de su personalidad.

¡No lo pienses más!

¡Ven a visitarnos y diviértete en la pared escaladora!

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.